This website uses cookies

Este sitio web utiliza cookies para garantizar determinadas funciones. Además, utilizamos Google Analytics para obtener informaciones sobre el comportamiento del usuario en este sitio web y poder mejorarlo continuamente gracias a estas informaciones. Ver la declaración de protección de datos

Mantenimiento militar de GuS:
Reparación de cristales blindados

Reparaciones rápidas y económicas

Los vehículos militares que se equipan con nuestras ventanillas de cristal blindado suelen desplazarse por terrenos muy variados y, como resultado, la seguridad y visibilidad de los productos pueden verse dañadas o afectadas por diversos factores. Ante tal situación, GuS ofrece una alternativa rápida, sostenible y económica a la sustitución de ventanillas dañadas a través de nuestro proceso de reparación acreditado diseñado para arreglar vehículos militares de forma rápida.

Procedimiento de reparación de vehículos militares

Nuestros procedimientos de mantenimiento militar para diferentes clases de daños restauran la seguridad y las características ópticas del cristal dañado sin alterar la garantía de la ventanilla original. De esta forma, se suele evitar la adquisición de nuevos cristales.

Nuestro personal de mantenimiento militar también puede desplazarse hasta la ubicación del cliente para inspeccionar los daños y así garantizar una reparación en tiempo récord.

Ofrecemos los siguientes métodos de reparación de cristales blindados instalados en vehículos militares:

  1. Sustitución de la capa de policarbonato
  2. Reparación del sistema de calefacción
  3. Sustitución de la capa de policarbonato y del panel exterior
  4. Reparación de marcos
  5. Sustitución del bloque de composite

Inspección profesional

Con el objetivo de evaluar los daños causados (inspección), es necesario tomar una serie de medidas:

  • Asegurarse de que la visibilidad es buena. Llevar gafas si es necesario.
  • Limpiar y secar las ventanillas.
  • Configurar una iluminación adecuada evitando, en la medida de lo posible, cualquier reflejo. Se recomienda trabajar desde el lado interior de la ventanilla.
  • Hacer constar los daños por escrito de forma clara y concisa.

A fin de facilitar el procedimiento de inspección in situ, también ofrecemos programas de formación en mantenimiento para nuestros clientes. Estos programas de formación se imparten tanto en nuestras oficinas como en el emplazamiento del cliente y con ellos se pretende proporcionar los conocimientos necesarios para despejar posibles dudas, optimizar el proceso de reparación y reducir el tiempo de inactividad del vehículo.



Posibles tipos de daños causados a cristales blindados

Estas inspecciones ayudan a identificar los daños causados a cristales que afectan a su nivel de seguridad, a su funcionalidad o a sus características ópticas. En Alemania, por ejemplo, este tipo de daños puede acarrear la retirada de la acreditación de la StVZO (Ley de Permisos de Circulación de Alemania).

A continuación, se enumeran aquellos tipos de daños que no necesitan repararse:

Arañazos en el vidrio (externos):

Los arañazos que se notan al pasar las uñas, pero que solo afectan a la parte exterior del vidrio no afectan a la seguridad del producto y pueden repararse con un simple pulido.

Deslaminado (cristal/cristal):

Aunque es poco habitual, un desgaste extremo puede causar un deslaminado de los paneles de cristal que suele empezar por el marco. En estos casos, la seguridad no se ve afectada, pero si el deslaminado se extiende hasta alcanzar una gran superficie, puede reducir la visibilidad y hacer necesaria la reparación de la ventanilla.

Rasguños y desgaste habituales:

Si no se aprecian daños visibles, se puede seguir utilizando el cristal sin preocuparse por que la seguridad se vea afectada.  No obstante, recomendamos someter el producto a un chequeo anual para detectar arañazos, grietas, esquirlas, deslaminados u otros daños que sí puedan poner en peligro la seguridad del cristal.

Según esta ley, es necesario efectuar los recambios o reparaciones oportunas en caso de daños causados en el campo de visión principal (A) o al campo de visión secundario (B).

Nuestro equipo le explicará los detalles exactos del diagnóstico y le comunicará si la reparación es necesaria. Además, podemos enviarle nuestro «Boletín técnico sobre cristal blindado» si así lo desea.

GuS recomienda efectuar reparaciones en caso de producirse los siguientes daños:

Arañazos en el policarbonato (parte interior de la ventanilla):

La seguridad del cristal puede verse afectada si el arañazo puede sentirse con la uña, ya que un tamaño así debilita el composite.

Deslaminado (policarbonato/cristal):

Aunque no es habitual, es posible que un desgaste extremo provoque que las capas del plástico y del cristal laminado se despeguen desde el marco. En tales casos, la seguridad puede verse afectada según el tamaño y la frecuencia del deslaminado.

Marcas de impacto sin grietas (causadas, por ejemplo, por piedras):

Una marca en el cristal causada por una pedrada es indicio de que la protección antibalas del producto se ha visto afectada, incluso aunque el nivel de seguridad se mantenga intacto en caso de marcas de menor tamaño.

Marcas de impacto con grietas (causadas, por ejemplo, por piedras):

La seguridad puede verse afectada en grados diferentes, dependiendo del tamaño de la grieta.

FORMACIÓN EN DIAGNÓSTICOS

¿Desea recibir un diagnóstico o inscribir a sus empleados en un curso de formación?

Póngase en contacto con nosotros.



Top